Necesita información rápida de alguno de los servicios que se encuentran en la pagina?

Joyería Arquetípica de Obsidiana y Oro

Símbolos que como joyas liberan las huellas de dolor para traer luz de la conciencia a la mujer.

Las joyas arquetípicas, son creaciones en obsidiana negra y oro, diseñadas por el destacado artista mexicano Álvaro Cuevas (www.alvarocuevas.com) exclusivas para la mujer. Obsidiana, piedra psíquica y sagrada, fusionada al oro, metal del portal de la conciencia, se manifiestan en símbolos para dar vida al arquetipo.

La obsidiana de origen volcánico, por su naturaleza y corte concoidal, trae a lo consciente aquello que guardamos en lo profundo de la memoria ancestral personal y colectiva, misma que encuentra un camino de sabiduría en la conciencia del oro, sendero del sol. Cada joya se transforma en aquellos símbolos que la crearon y al portarlas, nos ayudan a liberar la energía del arquetipo que se ha elegido para sanar.

Este es un trabajo iniciático para la mujer porque la mantiene en contacto consciente con la tarea que su alma vino a completar y que a través de estas, puede realizar con belleza, armonía y reverencia.



La joya de la esclava representa el grillete que por miles de años hemos cargado, es el yugo que nos ha sometido a lo largo de tanto tiempo y aunque hoy no exista ya en el plano físico, lo hemos integrado a nuestra psique, re-editando el dolor y sufrimiento que este sometimiento nos representa.

La movilización de energía que produce la Joya en la psique de quien la porta, permite que se abra el camino para que ese arquetipo, hable, se exprese, manifieste, sienta, sea tomada en cuenta, libere su voz, su presencia, rompa sus cadenas, abra los grilletes que la inmovilizan, se levante, camine, y la mujer sea capaz de revalorarse a sí misma.

Ver, contactar y sentir en nuestro cuerpo el grillete que nos esclaviza nos lleva a liberarlo, en esa toma de conciencia que significa la verdadera libertad que viene del interior del ser

La Joya de la Niña, representa el llanto que nace del dolor de su corazón, y que no es comprendido. Esta lágrima representa las muchas lágrimas que las mujeres, al no poder descubrir a su niña, derraman; al no poder sentir sus emociones, emergen. El llanto de la niña, se sana llorando y profundizando cada emoción que la Joya libera con su uso. El llanto rememora el dolor y el sufrimiento de la niña, que cuando madura y logra la toma de conciencia, este se puede convertir en llanto de alegría y de amor.

La apertura de las puertas que otorga esta Joya, liberan el castigo que la niña se impone a ella misma, reconociendo el amor que hay en ella, dejando el llanto atrás, disolviendo así, el dolor y la soledad, sanando el abuso, revalorando su alegría, recuperando su estima, y cristalizando sus anhelos.

La mujer que porta la Joya de la Puta, se abre para aceptarse en sus emociones eróticas, sensaciones que la conectan a la energía de vida, del sentimiento, del deseo y del deseo que la lleva a la alegría de vivir. Estas emociones se relacionan a la creatividad, a la ilusión, a la fuerza interna, a la intuición y percepción, a la intimidad, a su reafirmación, a la seguridad interior y confianza en ella misma.

Esta Joya muestra a la mujer en su dimensión natural con el fin de rememorar esa intimidad olvidada, reprimida y castigada, que no se permite contactar. Este diseño, evoca la belleza femenina, pero también muestra la presencia masculina con el fin de liberar no sólo el miedo a la sexualidad sino la vergüenza, el rechazo y el desprecio que siente de sí misma y ante el sexo opuesto. Mirar el cuerpo de la mujer en esta joya, rememora la naturaleza primordial femenina, que es respetable, digna y hermosa.

La Joya de la Madre Siniestra representa el anzuelo que esta tiende para incitar el temor que la manipulación y el control ejercen sobre la psique humana.

Este anzuelo es un gacho que atrapa cuando su presa menos se lo espera, procesos que suceden desde el inconsciente. El efecto energético de la presencia del arquetipo de la Madre Siniestra, es la oportunidad misma de cambiar dichas creencias que ayudan a traer equilibrio y paz interna.

La mujer que porta la Joya de la Madre Siniestra, se permite sentir y conectar con aquellos bloqueos que como cárceles se imponen para sostener su frustración. Esta Joya, muestra el anzuelo que engancha cada pensamiento de negación y rechazo, y al hacerlo consciente, tiene la oportunidad de liberar ese miedo y disolver asimismo el control y la manipulación.

Estas joyas son símbolos que nos permiten a las mujeres hacer un trabajo iniciático, que con la piedra sagrada de la obsidiana y el oro de la conciencia, nos ayudan a la liberación de estas memorias que nos atrapan y que nos conectan con nuestra luz interior.

MR (Marca regsitrada)

ventasmx@obsidianamx.com